Moliere… otra vez

Por Daniel Silva Moliere es montaje obligado en toda época, en todo momento. No hay época en que no encaje su obra. No obstante, las compañías teatrales apuestan por El avaro y Tartufo, lo cual pareciera restringir al comediógrafo francés a esas únicas dos obras. ¿Por qué, entonces, apostar por Las preciosas ridículas? Volviendo a…