Bufonadas imperiales

Por Daniel Silva Es lugar común advertir que llegar a la cima cuesta mucho, muchísimo trabajo, que quien triunfa tiene por obligación esbozar una sonrisa ante sus subordinados y ser malévolo en todo ámbito ya estando, por decir algo, en un cargo político. ¿Acaso esa doble máscara no permite un respiro de autenticidad? El belga…