Una historia de Harrat: primera parte

Por Rudy Quispe Arirama I Chie conocería la oscuridad en una fría tarde de invierno. Había estado todo el día alimentando a los animales, limpiando el corral de las ovejas, llevando agua para los caballos, ordeñando yaks. Se sentía cansado y débil, pero sus labores no acabarían hasta muy entrada la noche, cuando ya la mayoría…

La muerte violeta II

Por Carlos Castro Castillo En memoria de Gustav Meyrink. I Fermín recorría velozmente las letras del texto y, a buen ritmo, se enfiló a la parte final del relato. —Nota del autor: se advierte al estimado lector que no pronuncie en voz alta la palabra Emelen. —Fermín leyó para sí— ¡qué tontería! —pensó sin pronunciar…