Grietas

Por Rebeca Mera Pisos de loza quebrados. Grietas negras ramificadas, raíces infinitas. Micro surcos rellenos  del pasado, huecos negros y mugrosos.   Rejas en el piso y el agua jabonosa, turbia, gris, densa escapa a la libertad. Reminiscencias de fruta llena de prana por todas partes.   Madera áspera en forma de huacal transporta mini…

Los sueños heredados

Por David Cacho El mundo está crispado como una piel que ardiera contra otra, los valles parecen escamas desde las alturas espaciales, los cuerpos colapsan en un choque, el mundo arde más que una flama cuando el ocaso viene a tatuar sus vestigios entre los heredados.   Y todo arde y se colapsa tan apresuradamente,…

Fugitivo

Por Cielo Dafne Vargas Meza Me cambié la ropa, el nombre y las cicatrices. Avancé a paso impetuoso. Aceleré, estuve fuera de tu alcance. Quemé mis pasos, surgí de los tuyos.   De los vientos, se quemaron mis prisiones. Viví entre ruinas y me alimenté de cenizas. Viví en los propios enredos de mis extremidades….

Caminata

Por David Cacho Yo con dios dejé de pelearme, contigo dejé de discutir, empiezo a vivir diminutamente en un aljibe de peces, en marionetas y en máscaras, en festivales y en pensiones vacías.   Esta mañana el café sabía a agua tratada, una mujer tenía la manía de carraspear después de darle el sorbo al…

Tiempo perdido

Por Fernando Cervantes Radzekov ¿Qué edad tenía en realidad? ¿A dónde se habían ido esos doce años de su vida? Digo, a quién no le agradaría rejuvenecer unos años, ¡pero perder más de una década! El problema tal vez no radica en la diferencia en los registros. Cualquiera puede tener un error humano semejante. Incluso…

La erótica desventura del Huamantlo | Parte 3

Por Genaro Ruiz de Chávez O. VII. En los pasillos del Imssframundo Desciende al terrible lugar, ahí donde se abandona toda esperanza. Sala de urgencias en el Instituto Mexicano del Seguro Social.   El antro custodiado por un rabioso guardia madrugado, y un enjambre de enfermeras sindicalizadas, feas, todas, como el ano de una morsa….

Cuando me plazca 

Por David Cacho Quiero una muerte tan melancólica como un jardín en un camellón público, quiero una vida de artista y no de fanático, despertar, ver el mar cuando se agolpa y el sol levanta la espuma, fumarme un cigarro, –en ayunas–, escribir, –cuando me plazca–, verte sonriendo en algún retrato, ver a mi familia…

La erótica desventura del Huamantlo | Parte 2

Por Genaro Ruiz de Chávez O. IV. Ahí en lo oscurito Cuando más se prende la banda con la baisa y el Obadiah Ron, la Felposa se ausenta del fiestón.   Aprovechando el respiro que le da la celosa cholombiana, Huamantlo, como no queriendo querer, entra en carnal diálogo con la Pipiana de cuerpo de…

Retrato matinal 

Por David Cacho Salí en la mañana, hacía frío como en los vestigios de una guerra, las calles se crispaban en mi cuerpo como hojas que el otoño hubiera enrojecido.   Me encontré con algunos amigos y muchos otros habían muerto, había gente desaparecida, ya sabes, algunos desaparecen sin dejar una estela sobre el aire…

La erótica desventura del Huamantlo | Parte I

O Lo que vienen manejando como un re-telling de este mito que todos bien conocemos Por Genaro Ruiz de Chávez O. I. Invocación ¡Canta odiosa los pesares del pelado Huamantlo! Presta la lira y acompaña este canto mamalón, épica chicha de proezas y milagros de los enjundiosos conspiradores del placer.   Canta sobre la corte…

La voz de la semilla

Por David Cacho I  La raíz nutrió su manto con el canto de los hombres, el esfuerzo creció como una sola rama; una sola letra, una isla, un pergamino.   El cielo abrió su espectro con el mismo rigor de la semilla y fue la selva del silencio la única voz que todos escuchamos.  …

Volver al recuerdo y macerarlo

Por Erandy Corona Velázquez Era un niño de diez cuando se me ocurrió aquel suceso insignificante que marcó mi vida. Me pareció maravilloso cuando me enteré de que los japoneses escogen piedras simples para darles un significado místico, porque eso era precisamente lo que yo había hecho con uno de mis insignificantes días. Aquella vez…