La manca zurda

Por Ana Laura Coronado Chiw   Humana como soy al limpiarme las uñas, bordo mi huella dactilar en el cadáver. Este es el crimen que yo cometí, trozos de espejo por séptima ocasión, maldita hasta setenta veces siete; la manca zurda bailotea su dedal como se hace girar una pistola. Hilvana la costura con destreza…

Anido en tu carne

Por David Cacho   Se siente tu vida en la fundición ahora que nos hemos ido a tocar otros corazones, siempre regreso a tu espalda cuando mi piel duda si es de noche como un huérfano esperando abrigo.   Confieso que estuvimos cerca, que dolió el aliento como una navaja que se afila, llegó la…

Lágrimas de albañil

Por Erandy Corvel Los albañiles son expertos en hacer rollito las penas; una tortilla rellena de queso panela, un libro vaquero en el bolsillo del pecho, sobre el corazón. Se santiguan frente a sus cruces y a medio día sacan su fajito de esperanzas enrollado con una liga de goma para comprar un billete de…

Canté sobre una colina

Por David Cacho Huele a hierba en tu vientre, tu cuerpo se despide entre el paisaje, el licor baja la atmósfera a mis pies doblados, tu vida sabe a anonimato y en mis encías me queda la basura de sangre y tierra consumidas.   ¿A qué le debo la muerte continua? En mi pecho surge…

Grietas

Por Rebeca Mera Pisos de loza quebrados. Grietas negras ramificadas, raíces infinitas. Micro surcos rellenos  del pasado, huecos negros y mugrosos.   Rejas en el piso y el agua jabonosa, turbia, gris, densa escapa a la libertad. Reminiscencias de fruta llena de prana por todas partes.   Madera áspera en forma de huacal transporta mini…

Los sueños heredados

Por David Cacho El mundo está crispado como una piel que ardiera contra otra, los valles parecen escamas desde las alturas espaciales, los cuerpos colapsan en un choque, el mundo arde más que una flama cuando el ocaso viene a tatuar sus vestigios entre los heredados.   Y todo arde y se colapsa tan apresuradamente,…

Fugitivo

Por Cielo Dafne Vargas Meza Me cambié la ropa, el nombre y las cicatrices. Avancé a paso impetuoso. Aceleré, estuve fuera de tu alcance. Quemé mis pasos, surgí de los tuyos.   De los vientos, se quemaron mis prisiones. Viví entre ruinas y me alimenté de cenizas. Viví en los propios enredos de mis extremidades….

Caminata

Por David Cacho Yo con dios dejé de pelearme, contigo dejé de discutir, empiezo a vivir diminutamente en un aljibe de peces, en marionetas y en máscaras, en festivales y en pensiones vacías.   Esta mañana el café sabía a agua tratada, una mujer tenía la manía de carraspear después de darle el sorbo al…

Tiempo perdido

Por Fernando Cervantes Radzekov ¿Qué edad tenía en realidad? ¿A dónde se habían ido esos doce años de su vida? Digo, a quién no le agradaría rejuvenecer unos años, ¡pero perder más de una década! El problema tal vez no radica en la diferencia en los registros. Cualquiera puede tener un error humano semejante. Incluso…

La erótica desventura del Huamantlo | Parte 3

Por Genaro Ruiz de Chávez O. VII. En los pasillos del Imssframundo Desciende al terrible lugar, ahí donde se abandona toda esperanza. Sala de urgencias en el Instituto Mexicano del Seguro Social.   El antro custodiado por un rabioso guardia madrugado, y un enjambre de enfermeras sindicalizadas, feas, todas, como el ano de una morsa….

Cuando me plazca 

Por David Cacho Quiero una muerte tan melancólica como un jardín en un camellón público, quiero una vida de artista y no de fanático, despertar, ver el mar cuando se agolpa y el sol levanta la espuma, fumarme un cigarro, –en ayunas–, escribir, –cuando me plazca–, verte sonriendo en algún retrato, ver a mi familia…

La erótica desventura del Huamantlo | Parte 2

Por Genaro Ruiz de Chávez O. IV. Ahí en lo oscurito Cuando más se prende la banda con la baisa y el Obadiah Ron, la Felposa se ausenta del fiestón.   Aprovechando el respiro que le da la celosa cholombiana, Huamantlo, como no queriendo querer, entra en carnal diálogo con la Pipiana de cuerpo de…