Horas funerarias

Por David Cacho No se podrá llegar al horizonte mientras se pueda caminarlo, los barcos siguen saliendo de los atracaderos igual que algunos peces que arrastra la marea, nadie toma su camino en un principio.   Pasaron los peatones enfrentando su destino, cejó la podredumbre en algunos sindicatos, pero ¿amaste a la mujer que tú…

Quemárseme con sol los ojos

Por Eduardo Paredes Ocampo I. Alrededor El rumbo ocioso de tu sombra, lo que todavía en los contornos del pecado nos da alrededor —el patio de juego para las siluetas que se desconocen.   En medio: las formas. La carne que, quieta, se acostumbra a ser entornada. Quien la tilda de trémula se equivoca: duerme…

El mundo de los ratones 

Por David Cacho A Beu Ribé Los ratones tienen un mundo civilizado, una casa, un sindicato, una pensión, todo eso me lo sé de memoria.   Mamá y papá ratón viven en un suburbio de madrigueras elegantes; los ratones tienen alma, mueren y los entierran en lo más subterráneo.   Los ratones hacen papeleos y…

Soneto Alt Literature

Por Álvaro Vallarta Me declaro enemigo del soneto, enemigo de su estrecha figura y de vuestra nostalgia de terceto que confunde moderno con basura.   Ahora que los escribo sin normas mis versos guardan el orden escaso del cuarteto de algún hotel de paso y prefiero el silencio que las formas.   Dejaré de buscar…

El parque

Por David Cacho Temblaba el horizonte cuando vi aquel lucero de estertor, cuando la cálida banca se había vuelto una roca pálida, cuando mi piel se henchía de zumo de paredes.   Los niños jugaban aquel día, treinta y uno de octubre, un parque inmenso, algunos poetas nacían en el anonimato de un cuaderno.  …

Puertas que abrir 

Por David Cacho Puertas que abrir ante la demora, relojes que escuchar ante el aburrimiento, el tiempo como un suelo fisurado y tantos pasos sin saber dónde nos buscan o quiénes nos esperan con las manos ansiosas.   Los pájaros gorjean por la semilla, los hombres sufren por la distancia de uno a otro y…

Un pedazo de carne / Arribo sin fama

Por Kevin Aragón Un pedazo de carne Pero eso que ves en esa foto ya no es un niño, sólo es un pedazo de carne. Entiéndelo bien, sólo es un pedazo de carne. No valió de nada que el fotógrafo haya rescatado el último instante de su joven ánima, ahora es un desperdicio. Sólo sirve…

Pájaros enfermos 

Por David Cacho Ya no pueden cantar los pájaros en el tránsito de las ciudades, ya no puedo escuchar tu ardiente entraña ni oler el estro de tu vientre indomable. Ya no pueden cantar los pájaros por la semilla.   Moribundo, en tu abismo de bestias agigantadas, soñé al fin con tu cuerpo en la…

Malicioso camaleón es el silencio

Por Verónica Cárdenas García Ocultación Sí, soy yo, el rostro mismo del eclipse, mis huesos crujen, como ramas secas, osario de frío y de nostalgia. Sí, soy yo, con pies de polvo, me entrego al vértigo, hacia el vacío, todo el dolor del mundo habita en mis entrañas, bilis negra le llaman. Sí, soy yo, la…

No te las cortes

Por Faridelio ¿Quieres un buen consejo? No te cortes las uñas cuando estés arriba. Te lo juro, es el consejo de la vida, me cae. Fíjate que hace eternidades que comencé y no he podido finalizar ni siquiera con una de las manos. Vaya viaje, juraría que llevo horas haciéndolo, pero la canción que puse…

Una historia de Harrat: segunda parte

Por Rudy Quispe Arirama III Soñó que volaba sobre un dragón con forma de serpiente. Recorría el cielo y sentía cómo el viento golpeaba su rostro, extendía las manos y podía tocar las nubes que le parecían de algodón. Volaba alto sobre la tierra y vio montañas, tierras labradas y ríos caudalosos; desde las alturas…

Una historia de Harrat: primera parte

Por Rudy Quispe Arirama I Chie conocería la oscuridad en una fría tarde de invierno. Había estado todo el día alimentando a los animales, limpiando el corral de las ovejas, llevando agua para los caballos, ordeñando yaks. Se sentía cansado y débil, pero sus labores no acabarían hasta muy entrada la noche, cuando ya la mayoría…