Vulnerable fortaleza

el

Por Daniel Silva

Varias leyendas han surgido alrededor de la comunidad LGBTTTI. A todos los hermanan los vicios y fáciles cambios de pareja, o incluso el compartirlas. Sólo quien está involucrado en el ambiente sabe lo que goza o sufre. Gloria abandera a sus iguales en Paraíso bajo los pies, espectáculo unipersonal escrito, dirigido e interpretado por Emilio Bastré que se presenta en el Centro Cultural de la Diversidad (Colima 261, colonia Roma Norte).

Al tratarse de un personaje cuya intimidad es accesible a unos cuantos, el escenario se restringe a un aproximado de quince personas, sentadas en torno a un escenario: un tocador, pelucas de tres colores, vestimentas y un espejo. Al centro, el tubo, elemento desconcertante para el espectador quien posiblemente se sienta timado y quizá confunda el escenario con un table dance. Gloria, la estrella, arriba e invita al público a sentirse en ambiente. No hay restricciones: puedes platicar, puedes disfrutar un trago… Toda invitación es engañosa: Gloria convence al público sabiendo que, iniciado el espectáculo, les será inevitable oír su historia.

El escenario es plataforma del trayecto y las vertientes que nuestro personaje transitará en sólo sesenta minutos: Gloria narra su infancia en un ambiente machista, su arribo a la gran ciudad y sus diversos amantes que van de un florista adolescente hasta un dealer cuyo poder seductor será confrontado con el de Gloria. La historia se interrumpe en un punto, a modo de comercial, donde los espectadores tienen la palabra, sin importar si son anécdotas, promoción de algún negocio… Un previo descanso antes de que Gloria continúe con el extenuante espectáculo.

Un buen show debe ir bien maridado con música e iluminación sórdidos, elementos auxiliares en el sentimiento de un transexual que, aunque poco a poco se va asumiendo, en su trayecto requiere pasos firmes, sin importar si cada taconazo o paso silencioso implica un riesgo. También hay caídas, las cuales Emilio Bastré trata con esmero durante la obra, sin caer en modo alguno en el melodrama simple, ya que su discurso se apoya en elementos tan diversos como las cintas de Almodóvar y sus personajes inspiradores e incluso de Virginia Woolf y su Señora Dalloway. Un monólogo acompasado a cada paso y caída de Gloria, quien demuestra lo dicho por Mario Vargas Llosa: una buena historia es igual a un striptease invertido: en vez de encanto ―si bien el actor-personaje no prescinde de semejante cualidad―, hay fantasmas, horrores que emanan desde lo más profundo del ser humano. Con cada cambio de vestuario y peluca, se develan personalidades diversas en un mismo cuerpo: personalidades necesarias para un cambio radical de un ser frágil. No sólo Gloria, no sólo Emilio. También el público  se ve obligado a compartir una reflexión improvisada como el baile mismo. No hay restricción a los dilemas. Sexuales, existenciales… Todos se superan y se afrontan en una pista de baile.

Paraíso bajo los pies es un proyecto de la compañía “El Ennui” y presenta su última función este domingo 28 de julio.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Daniel Silva B. (México, DF., 1989). Egresado de la licenciatura en Creación Literaria del Centro de Cultura Casa Lamm. Amante de la buena prosa, enemigo a morir de todas las películas de Marvel y amante de los buenos melodramas.

Un comentario Agrega el tuyo

  1. Le falta el horario a la imagen. Es a las 9:00 pm, por si alguien más se lo preguntaba.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s