Fugitivo

el

Por Cielo Dafne Vargas Meza

Me cambié la ropa, el nombre y las cicatrices.

Avancé a paso impetuoso.

Aceleré, estuve fuera de tu alcance.

Quemé mis pasos, surgí de los tuyos.

 

De los vientos, se quemaron mis prisiones.

Viví entre ruinas y me alimenté de cenizas.

Viví en los propios enredos de mis extremidades.

En las venas calientes se enajenaron mis agallas.

 

Me cambié los dientes, el domicilio y la edad.

Detuve paulatinamente el envejecimiento.

Maté el tiempo, recé para que regresara.

 

Cargué cristales, mordí polvo y alimenté la codicia.

Me cambié el peso, la piel y las arrugas.

Postergué el momento de sosiego,

fui hoja al viento.

 

Me cambié las enfermedades, los achaques y las mentiras.

Evaporé mis memorias favoritas, las trampas y mis fantasías

 

Me perdí en andenes y sonidos violentos.

Me cambié la rutina, los amantes y las manías.

Borré el punto de retorno, cambié el camino y la anécdota.

 

De mis batallas, procuré mis pecados.

Vi a través de ojos entre cerrados.

 

De mi renacimiento, el hogar de mis batallas.

De mi renacimiento, el inicio del fin que nunca sucederá.

De mi renacimiento, el desplome exacto.

 

Fui  luz implacable, advertí lo impreciso.

Cielo Dafne Vargas Meza (CDMX, 1995). Egresada de la licenciatura de Derecho en la UAM. Forma parte de la antología de minificciones, homenaje a David Bowie El fulgor de la Estrella Negra, ha publicado poesía en revista de arte y literatura Monolito, forma parte de la cuarta edición de Poesía en la Piel. Twitter: @Linkera42

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s