El mundo de los ratones 

Por David Cacho

A Beu Ribé

Los ratones tienen un mundo civilizado,

una casa, un sindicato, una pensión,

todo eso me lo sé de memoria.

 

Mamá y papá ratón

viven en un suburbio de madrigueras elegantes;

los ratones tienen alma,

mueren y los entierran

en lo más subterráneo.

 

Los ratones hacen papeleos

y lidian con burócratas,

se cansan, hacen el amor

de vez en cuando.

 

Hay ratones gordos,

hay ratones flacos,

unos se comen la luna

en la embriaguez de la noche,

otros se comen el queso

de un refrigerador

y terminan en el hospital.

 

¿Por qué a los ratones les gusta el queso?

¿Por qué tienen sindicatos

y piden su pensión después de jubilarse?

¿Quiénes somos nosotros realmente,

ratones o bestias que se escabullen

en el mundo perfecto de los ratones?

 

He pensado en los ratones

como en flores o vestidos,

¿habrá un mundo en las flores,

un mundo en las flores de los vestidos?

 

Y es que cada cosa tiene su lugar

y en las cosas habitan los vestigios de un ánima;

si yo me aparto un día de aquí,

si te alejas con desdén

y abandonas la ciudad,

¿qué pasará con los ratones huérfanos?

*Texto extraído de Caminar el horizonte, el más reciente poemario del autor. 

David Cacho (2000). Estudia el bachillerato, escribe poesía y cuento. Ganador de la décima entrega del certamen “Concurso Infantil y Juvenil de Cuento” organizado por el IEDF. Miembro del taller “poesía en la cornisa” organizado por Proyecto Literal e impartido por Manuel de J. Jiménez.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s