Poema por kilo

Por Mayra Gricelda Gutiérrez

Ya en el escenario

mi cuerpo intuyó el final.

Sentí la grieta, el golpe seco;

abandoné la escena.

El director me ordenó

dedicarme a la iluminación

y alumbro el montaje

de mis últimas brasas.

¿Tanto esfuerzo será normal?

Lloro por no ser ceniza.

Y dan la orden:

¡Enciendan las luces!

Y para mi sorpresa,

las brasas encienden.

La vida me ha rebasado

con otro amanecer.

Es de vergüenza.

Sobre mi alma granada / cuerpo mazorca:

¿me venderán por kilo para alumbrar la ceguera

de los tiranos?

¿Quién me ha comprado?

¿Qué es mi perversión?

y aun así

mañana despeja.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Mayra Gricelda Gutiérrez López (Puebla, 1989). Estudió la licenciatura en Lengua y Literaturas Hispánicas en la UNAM y ha tomado algunos talleres de poesía y periodismo cultural en diversas ciudades, como Puebla, Xalapa, DF o Guadalajara. Lectora de la poesía latinoamericana, pero también de autores como Charles Simic o Elizabeth Bishop. Ha publicado en revistas como La Mascarada, Primera páginao Hímen, letras salvajes, pero también en el periódico El Economista y en blogs como Hablando de cultura.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s