Días de partir

el

Por David Cacho

1

Cada escama que abre la piel es un río

donde los días mutan en sueños.

Cada rama de la piel es el contacto secular:

saliva es fuego y grito ceniza. Todo en la medida exacta

     termina por morir.

 

La noche ora en sus desproporciones

y se hace una niebla eterna

donde el mal recubre las paredes. Un camino se entrevé

       donde las olas crecen

       como el hombre a través del pergamino.

 

Gajos son las palabras:

revierten la mentira ajena

para seguir amando.

 

Gajos                   sol

Gajos      de       tierra

Gajos                   fruto

 

El ataire es otra puerta en la puerta,

cerca de un nido una cárcel se impone

y se llega de nuevo, –a la vez– hacia el origen,

de nuevo al final donde la lluvia nos revela

no la gota, no la sensación de agua

sino una certeza material: cuerpos.

El ataire es un marco que rodea la puerta,

atrás se esconde una pared sellada con los ojos,

detrás de los ojos el ataire es una puerta

antes de la puerta, de la noche, del signo.

 

Miro la piedra, el cubrecáliz,

el cuerpo, la piel,

la flor, el destello. Miro la noche usando un antifaz,

aquí todo es agua de invierno,

viento de marchitos rehiletes

que no volverá en un suspiro.

David Cacho (2000). Estudia el bachillerato, escribe poesía y cuento. Ganador de la décima entrega del certamen “Concurso Infantil y Juvenil de Cuento” organizado por el IEDF. Miembro del taller “poesía en la cornisa” organizado por Proyecto Literal e impartido por Manuel de J. Jiménez.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s