Presagio a medias

Por Daniel Silva B.

En 2012, Carlos González Muñiz pronosticó en Todo era oscuro bajo el cielo iluminado una catástrofe nacional. Han transcurrido cuatro años desde la publicación de esta novela y dos que nos alejan del año clave en que México llegaría al clímax de su declive.

Para conocer el vaticinio, remontémonos al 2014. Un corte de luz zambulle al país en total penumbra. El gobierno, al deslindarse de su obligación ante dicho incidente, deja que el “pueblo” tome cartas en el asunto. ¿Cómo? Formando brigadas que, en lugar de aliarse entre sí por la misma causa, se aíslan. La guerra por los víveres, por el combustible, por los medios que hagan subsistir a la humanidad es inevitable. O se mata o se muere en la lucha. La voluntad es anulada.

El lector se imbuye en un tour por calles en donde el enfrentamiento ante otras brigadas acecha, donde el simple acceso a edificios “abandonados” es muerte segura tan sólo por una sencilla intromisión. Los encargados de advertir y recorrer el peligro son dos hombres: Golondrinas, un joven de estudios truncos que, al triunfar en el rito de iniciación a una brigada, tiene la obligación de hallar un médico y un proveedor de carne de perro que salve de la inanición a quienes conforman la asociación. Otro guía del recorrido es un arquitecto anónimo que evoca dos pasados: uno distante, al lado de un padre que intenta fortalecer su temple en la niñez con resultados catastróficos, y otro reciente al lado de su esposa, una bailarina ansiosa por ser madre y por buscar un escenario donde represente El pájaro de fuego aunque sea por última vez; con ambas evocaciones trata de aclarar su presente, del cual no reniega, sino que asume con el dolor de su mano cortada por un rostro desconocido.  

Mientras la voz del arquitecto se enfoca en sobrevivir al desnudar su ya atrofiada vida, Golondrinas es sujetado por un narrador omnisciente que lo desafía a pruebas diversas con tal de forjarse una historia, como en una Bildungsroman, pues de su vida anterior sólo se atisban rastros ─el nombre de su ex novia─  y sólo le queda descubrir si su lucha es personal o al servicio de unos cuantos que en nada le retribuyen su sacrificio. En el trayecto adquiere el poder de introducirse en la mente de otros y así descubre el dolor, el sufrimiento, armas que Golondrinas deberá desechar o utilizar si quiere sobrevivir.

El ambiente lóbrego de la trama promete una novela de ciencia ficción. No obstante, al leer las primeras líneas se evidencia la desilusión. La violencia se matiza de realismo y el germen de ésta va en aumento, no con escenas simultáneas de sangre a lo Quentin Tarantino ni con frases elegiacas, dignas de un villano cinematográfico. Los sueños apenas si se manifiestan, no como ilusiones, sino como enigmas cuya cima es siempre la muerte o la sobrevivencia a través de ésta. En el trayecto de la narración, la violencia emana en frases cortas, diálogos que aparentan banalidad o agotamiento ―¿o acaso es factible reflexionar largo y tendido en un apocalipsis?― que van armando la desolación, la vorágine sin salida y en la observación minuciosa de la vista general, sin descripciones grandilocuentes ni apabullantes.

El universo solemne de González Muñiz hunde a su lector en el “No hay futuro”, pero de igual forma le confiere al lector un arma de doble filo: el nihilismo.  Sólo el lector-destinatario decidirá si se hunde o renace de su podredumbre.

todo-era-oscuro
Carlos González Muñiz, Todo era oscuro bajo el cielo iluminado, La Cifra Editorial, México, 2015. 300 pp.

Daniel Silva B. (México, DF., 1989). Egresado de la licenciatura en Creación Literaria del Centro de Cultura Casa Lamm. Amante de la buena prosa, enemigo a morir de todas las películas de Marvel y amante de los buenos melodramas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s