El deseo de Inés

el

Por Mary Jose Ocampo

Veo tu mirada de impaciencia, muerdes tu labio inferior reprimiendo tus impulsos. No te reprimas; por el contrario, hazme el amor con fuerza, no me dejes ir.

Muéstrame tu cuello y su nacimiento para besarlo en incontables caricias. Desviste tu pecho y busca su piel, pues, virginal o no, se entrega a ti su piel juvenil, cálida y tersa. Retira las prendas mientras simulas inocencia. Comienza con premura y desciende el ritmo de tus manos, luego recupera tus ansias y que las prendas olviden el calor intenso que albergaban y conozcan el gélido frío del suelo.

Tómame en tus brazos, esos brazos morenos y toscos, hazme sentir frágil, delgada y pequeña en la inmensidad de tu fuerza. Delinea su cintura con esas manos obreras como si fuera materia que ni el orfebre pudiera moldear sin quemarse. Besa con ansiedad su cuello queriendo borrarlo en el afán de tus labios. Sigue besando hasta llegar a su vientre, donde cruzan su infancia con sus deseos de mujer. Pasa por la curva de sus senos, aunque pequeños, firmes al contacto de tu piel. Escucha: grita su vientre de placer y codicia.

Besa mis hombros, zona erógena perfecta para romper los candados del pudor. Toma sus senos entre tus manos, porque un dios los modeló a su tamaño, sólo para ti. Deslízate por su espalda y somete su pretensión al peso de tu cuerpo. Toca sus costados mientras estremeces su cuerpo entero con el roce de tu barba, cada vello erizado penetrará en sus presos gemidos y estallará en movimientos felinos, ve cada músculo de su espalda responder por ella. Quedan sus piernas por besar, pero olvida aquellos blancos miembros, regresa a sus labios mientras abres poco a poco el casto canal a tus impulsos. Deja tu pierna entre las suyas y finge un movimiento lento y fuerte que arranque los rasguños de lo más bestial de sus dedos.

Siente el vaho de mi boca y cómo su hálito enciende tu nuca. Disponte a desatar tu lascivia cuando sientas que clava sus dientes en tu cuello y resbala su lengua por tu lóbulo sólo para saborear las sales de tu cuerpo. Ve sus ojos un momento y descubre en ellos que te reflejas a pesar de conocerla entre las tinieblas de una habitación desierta. Congela el fuego de su boca un segundo antes de despedazarla por la fuerza de tu miembro.

Entra y no preguntes nada, sólo déjame sentirte en la intimidad de nuestro encuentro. ¿No te das cuenta de que destila la embriagante desesperación del amante? Penetra por fin sus cavernosos deseos, ocultos y gratos. Y piérdete en el ondulante movimiento del goce venusto. Complácete en su placer y disfruta cómo sus piernas y sus brazos se entrelazan para impedir tu huída; cómo se hincha su pecho a la par de la inquietud de sus dedos; cómo hierve su piel y se abrasa con la tuya; cómo tocan el cenit desde la tierra. Cólmala de vida hasta que la vida se te agote y ya no puedas más. Siente cómo sus respiraciones coinciden y aunque te dé la espalda está más cerca de ti y ansía sentir de nuevo tus brazos al contacto con su vientre. Duerme, por fin, después de besar sus hombros y cerrar el candado que otro beso abrió. Yo sé que no querías esto, sé que no sigues órdenes, lo sé; pero heme aquí, hablándote desde su psique y más allá, desde su vientre. Haz todo cuanto ella pida. Hazlo por favor, hazlo por ella, y sobre todo, por darle la dicha de ser madre.

Pareja

Mary Jose Ocampo (Coacalco de Berriozábal, 1993) ha participado con cuentos cortos, ensayo y poesía en las revistas A Buen Puerto, Ala Izquierda y la gaceta Río Arriba; en el año 2012 recibió una mención honorífica en crónica por la revista Punto de Partida. Puedes contactarla en Facebook bajo el nombre Mary Jose Ocampo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s