Breve recuento de Invicta #18

Por Pedro Montes de Oca

Durante muchos años Dana White, presidente de la UFC, se negaba tajantemente a abrir un lugar para las mujeres dentro su compañía. Para 2013, apenas hace tres años, sólo quince peleadoras tenían un contrato con White. Parecía que las puertas estaban cerradas para las chicas dentro de este deporte.

Ronda Rousey ―la artista marcial más odiada y al mismo tiempo la más amada― es un parteaguas del cambio de perspectiva respecto a la visión que se tenía de las mujeres dentro de las MMA (artes marciales mixtas). El desempeño de Rousey en el octágono, con sus estéticos derribes y letales barras de brazo, puso las peleas femeniles de MMA ―antes un espectáculo meramente lateral frente al varonil― en el mapa. En 2015 los combates entre mujeres alcanzaron la importancia de eventos estelares de la noche. Ese mismo año, Dana White declaró en UFC 193 que incluir a las chicas en el octágono había sido una las mejores decisiones.

Ronda Rousey a punto de ejecutar un armbar.
Ronda Rousey a punto de ejecutar un armbar.

El día de hoy las mujeres fueron los personajes principales de las artes marciales mixtas. La cartelera de Invicta #18, filial femenil de UFC, tuvo la suficiente calidad como para mantener satisfechos a los fanáticos. Y no es para menos, primero porque las peleas preliminares fueron la mejor antesala posible para las estelares que estaban por venir. Lo más esperado: la estadounidense Peggy Morgan se enfrentaba a la australiana Megan Anderson y la mexicana Alexa Grasso a la norteamericana Jodie Esquibel.

Megan anderson y Peggy Morgan en pesaje
Megan anderson y Peggy Morgan en pesaje

Megan Anderson demostró el poder de su striking al vencer a Peggy Morgan. En el minuto 4:09 del primer round noqueó a Morgan con un poderoso gancho derecho. El golpe fue tan fuerte y escandaloso que incluso en las redes sociales se especulaba una posible fractura de pómulo. Sin embargo, Peggy Morgan informó por Twitter que “nada estaba roto”. No por eso las imágenes dejan de ser brutales.  

Peggy Morgan tras ser derrotada por Megan Anderson
Peggy Morgan tras ser derrotada por Megan Anderson

En el combate estelar Alexa Grasso, cinta azul en jiu-jitsu brasileño, se enfrentó a Jodie Esquibel, predominantemente boxeadora. Alexa Grasso, la niña consentida de Guadalajara, llegaba con siete victorias al hilo; entretanto, Jodie Esquibel venía con un récord de 5-1.

En el primer round se vio un buen intercambio de puños y patadas entre ambas contendientes. Lo más destacable: una patada al hígado y otra a la cara que Grasso conectó a Esquibel, además de una serie de rodillazos desde el clinch que el abdomen de la estadounidense resintió.

Alexa Grasso
Alexa Grasso

El segundo round fue el más cerrado de todos. Esquibel conectó más que Grasso, pero la mexicana dio los golpes más contundentes; la nariz de Jodie Esquibel comenzaba a sangrar. El tercer round fue el más espectacular, con más violecia y más sangre, ingredientes que todo fan de las MMA aplaude. Esquibel recibió numerosos rectos de Grasso, lo que llevó al réferi a parar momentáneamente la pelea para que el médico entrara. El rostro de la norteamericana no lucía nada bien cuando el combate reinició. En los últimos minutos parecía que la tapatía iba a conseguir el nocaut, pero la experiencia de su rival lo impidió. Finalmente los jueces le levantaron la mano a la mexicana, quien, con ésta, suma su octava victoria al hilo. ¿El próximo encuentro de Alexa Grasso será ya por un cinturón o, mejor aún, figurará en una cartelera de UFC?

Acaso el momento más negro de Invicta #18 fue la ausencia de la también tapatía, y parte del equipo Lobo MMA, Irene Aldana. La colega de Grasso no pudo pelear debido a que su rival, Taila Santos, no consiguió su visa de trabajo a tiempo.

Invicta #18 puso en alto el desempeño de las mujeres en un terreno en el que pareciera que nunca han incursionado exitosamente. Las peleadoras no fingen lesiones para sacar ventaja como en otros deportes, sería bueno que el doctor Miguel Mejía Barón se presentara a ver pelear a gente como Esquibel, Rousey o Grasso; para que sepa de qué lado están los delincuentes.

¿Después de ver a las chicas en las MMA, le dirías a alguien que pelea como niña?

rousey

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s