Ejercicio de digitación

Por Fernando Cervantes Radzekov

Hace muchos días que no estoy en contacto con la computadora, o al menos no como para estar escribiendo por largo rato. Según yo, uno debe de escribir al menos una hora al día para que los dedos no pierdan la costumbre, para que el ingenio siempre tenga la suficiente presteza como para acomodar los pensamientos y transmitirlos por la red neuronal increíblemente extensa, para que así puedan ser plasmadas, en algo más físico que el pensamiento, aquellas pendejadas. Simple costumbre. Mírenme a mí, haciendo un ejercicio de digitación antes de comenzar a escribir pues sentía que mis dedos estaban entumecidos, que les faltaba algo más allá de la movilidad. Conforme van pasando las pulsaciones, repaso la vieja creencia de que manos y cerebro son cosas harto distintas, como si un espíritu poseyera mis manos para esta labor. Me pregunto si no son mis dedos mugrosos los que en realidad escriben o incluso si no es la mugre la que escribe estas líneas. Cada pulsación me acerca más a mi espíritu creativo. Mugre, dedos, alma; como una trinidad suprema. Clara metáfora sexual, siempre empujando las teclas para sentir placer. Cada pulsación es un hálito de vida que le va dando seriedad al asunto. ¿Qué sería de mí si mis creaciones fuesen simples manchas que ensucian las páginas? ¿Las desdeñaría como aquél al que le imponen un ídolo que no salió de sus propias manos? Sencillamente, cada pulsación que le doy a un texto es una exteriorización de mi propio ser y del impulso que llevo encerrado dentro de mis entrañas y que poco a poco se va desvaneciendo en el teclado. Entonces, al ser extensión de mí, la hoja también se convierte en un contenedor para que ese impulso evanescente perdure, para que la mugre de mis dedos se convierta en la mancha que ensucia las páginas. Ambas negruras me contienen. Algo pasa dentro de esta bidimensionalidad que se sostiene en mis manos. Figura-fondo, más fondo que figura, pues en el espacio en blanco es donde realmente se concentra mi pensamiento. Mente en blanco es la causa de este ejercicio de digitación. Atacar a la hoja en blanco es la muestra más exquisita que he encontrado para demostrar mi existencia. Mi propio espacio en blanco que aleja el miedo a morir. Ejercicio de digitación, realmente cualquier texto conlleva miedo en su interior aunque no esté escrito, aunque sólo sea una hoja en blanco. En cualquier forma escrita van surgiendo resquicios que nos permiten vislumbrar algo que está más allá de nosotros, acechando, algo que está encerrado en ese vacío albeo. Una existencia que nos mira por ambos lados. Es Jano en el papel de Narciso que se mira dentro de sí mismo y a la vez mira los lejanos vacíos de la existencia; y ambas visiones son una misma. El demonio de mis manos levanta las diez columnas de mármol pardo, manchado cual jirafa, cada una es el basamento de mi vacío inagotable. Horizontalidad es lo que necesita mi cabeza para no enloquecer en mi desierto de ideas. Y para no enloquecer, para mantenerme recostado, para no tener miedo a desaparecer, para poder disfrutar del olvido divino sin que me pierda. Amén por la escritura. Gloria eterna a ti que vives en las profundidades del papel. Y aunque profano tu cutis preciosísimo al vapulear una y otra vez a la máquina, sé que en el fondo Dios es una hoja en blanco.

Ah, ya sé que realmente un párrafo tan largo es una mentada de madre para la lectura. Pero a quién le importa si sólo es un ejercicio de digitación que ha cumplido la misión de desentumecer los dedos. Ahora sí puedo comenzar.

Máquina vintage

Fernando Cervantes Radzekov (San Salvador Atenco, Estado de México, 1989). Estudió Lengua y Literaturas Hispánicas en la UNAM. Redactor en LINNE Magazine. Sus cuentos han aparecido en Revista Marabunta y Revista Hysterias. Sufre de trastornos del sueño y otros males de la psique. Su inspiración: una tesis que lo frustra, venlafaxina y mucho café.

lf.cervram@gmail.com

@FernandoCervan3

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s