Pseudomatismos, arte y tecnología en el MUAC

Al aire de Rafael Lozano-Hemmer
Al aire de Rafael Lozano-Hemmer. Foto: Diego Azael Hernández.

Por Diego Azael Hernández

El Museo Universitario de Arte Contemporáneo (MUAC) inauguró el pasado 26 de octubre la exposición Pseudomatismos del artista mexicano Rafael Lozano-Hemmer, quien radica actualmente en Quebec, Canadá. El trabajo de Hemmer se basa totalmente en tecnología, algoritmos computacionales, programaciones y cámaras de vigilancia.

La exhibición cuenta con 42 piezas pertenecientes a distintas colecciones incluida la del MUAC, de las cuales cinco son estrenos; cada una de ellas requiere de la participación del público, el cual, en palabras del artista, “complementa la pieza”.

De principio a fin, esta panorámica del trabajo de Hemmer, que abarca toda su carrera, se compromete a crear un discurso contrario al de la vigilancia y el sentirse observado todo el tiempo hasta formar parte de las bases de datos que cosifican al individuo.

Hemmer defiende la idea de usar esa tecnología para crear relaciones personales, interactivas y de cierto modo, lúdicas, en el sentido participativo directo con la pieza que presenta. Al mismo tiempo que hace reflexionar al espectador con temas distintos que van desde la respiración viciada (Respiración Circular Viciada), la estadística mundial en cuanto a tasa de homicidios representada en bocinas que contienen cada uno de los himnos nacionales de los países en el mundo (Pan-Himno), hasta la fugacidad de una noticia proyectada en la pared en tiempo real que se desvanece con nuestra silueta (Al Aire)  y focos de tungsteno que, con ayuda de un sistema que detecta la frecuencia cardiaca, parpadean al ritmo de nuestro corazón (Almacén de corazonadas).

Rafael Lozano-Hemmer tiene el interés primordial de transgredir el discurso de vigilancia, de poder observar en lugar de sentirse observado y, sobre todo, de crear conciencia de una tecnología que nos supera en muchos sentidos, pero que al mismo tiempo puede ser usada a nuestro favor.

Para lograr una relación más profunda con su público, en especial con los amantes de la tecnología, la programación algorítmica y los sistemas aleatorios computacionales, Lozano-Hemmer puso a disposición en la tienda del MUAC una USB que contiene cada uno de los programas que utilizó para las piezas expuestas. Esto con el fin de crear una especie de expansión del arte tecnológico, en el sentido de que los programas se pueden modificar por la persona que los adquiera y así, crear algo totalmente nuevo.

Para finalizar, me parece importante mencionar una pieza más de este artista que no pertenece a esta exposición pero es de suma importancia en cuanto a la situación actual del país. Nivel de confianza se encuentra en la entrada del museo y consiste en un sistema de reconocimiento facial que crea finalmente un porcentaje de parentesco con alguno de los 43 normalistas desaparecidos de la Normal Rural de Ayotzinapa, Raúl Isidro Burgos.

Pseudomatismos es una exposición altamente recomendable que se mantendrá en el MUAC hasta el 27 de marzo del 2016 y que te hará vivir una experiencia tecnológica-futurista.  

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s