Terra. La materia como idea Exposición de la obra de Javier Marín

Exposición Javier Marín
Foto: Israel Sandoval. Exposición Javier Marín.

Por Israel Alejandro Sandoval

y el grito de la estatua desdoblando la esquina.

Xavier Villaurrutia

Desde el pasado 15 de octubre, el Palacio de Iturbide ofrece a sus visitantes una muestra de la obra del escultor michoacano Javier Marín, que permanecerá en exposición hasta el 17 de enero de 2016. La entrada a este evento es gratuita y ninguna liebre de fuego debería perderse el placer de experimentar las sensaciones que provocan las piezas de este artista mundialmente reconocido.

El eje sobre el que se ha construido toda la exposición gira entorno a la conceptualización de los materiales y el planteamiento de un conflicto entre el artista, su creatividad, su entorno y los materiales de los que dispone. La temática central de la muestra se construye como una “lucha metafórica entre la libertad del artista y la esclavitud que le presentan sus materiales”.

Javier Marín utiliza la crítica del arte como método para crear y recrear. Su conceptualización resulta en un recurso tangible que da forma y voz a los cuestionamientos que él propone frente a lo natural, lo acostumbrado y lo instituido con referencia no solamente a las realidades que representa (puesto que se trata de un artista figurativo, con sólidas influencias del arte clásico), sino de las técnicas que utiliza. Logra crear elementos fundamentales para su estética a partir de accidentes del proceso de creación, como la presencia de terceros en ese proceso, el corte de las piezas para su traslado o para su modelado y exponer, a través de obras fragmentadas, de materiales de combinación inusual o de procesos accidentados de creación, nuevos matices de la estética que impera en el hombre contemporáneo, en la que predominan lo grotesco, lo irónico, lo fragmentario  y lo contradictorio como denuncia de aletargamiento general de las conciencias debido a la costumbre.

“Nosotros somos volumen, ¿no?”, pregunta el artista aludiendo a que no existe manifestación humana que no tenga una materialidad y como justificación para su elección de la escultura como medio expresivo. Se trata también de un tópico presente de diversas formas en muchas de sus piezas. Más de una de las esculturas que componen la muestra, formada por alrededor de 90, llevan en su superficie símbolos e ideas grabados, en un interesante giro que instituye no sólo la materia como idea, sino la idea necesariamente materializada.

La exposición cuenta además con una sala virtual interactiva en la que se puede reconstruir el proceso de creación de la escultura con mayor tamaño en el Palacio de Iturbide: Reflejo VII. También se puede visitar una sala de video en la que el concepto central de Terra se proyecta desde tres perspectivas distintas, agregando a la variación en los puntos de vista y las voluntades inmiscuidas en la creación la simultaneidad de los procesos de materialización y de las ideas.

Terra. La materia como idea está abierta al público de lunes a domingo y cuenta con tres visitas guiadas al día.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s