Beasts of no nation: una película que no vas a disfrutar

beasts of no nation
Foto: Netflix. Beasts of no nation

Por Majo Ramírez

Beasts of no nation es un drama bélico dirigido y adaptado por Cary Joji Fukunaga. El filme, distribuido por Netflix —o sea que ya puedes verla a través de este servicio—, está basado en la novela homónima de Uzodinma Iweala. No se trata de una cinta agradable, todo lo contrario, es cruda e incómoda.

Agu, el niño africano y protagonista de la película, nos narra su trágica historia a lo largo de dos horas y diecisiete minutos. Durante ese tiempo somos testigos de su metamorfosis, lo vemos pasar de los juegos a las armas: su alma de niño se rompe en cuanto su familia es destruida por una guerra civil, lo que lo lleva a unirse a un grupo de rebeldes y convertirse en soldado; pierde su infancia al matar por primera vez, y la pierde una y otra vez al ser abusado sexualmente, al drogarse para evitar el dolor —el de sus recuerdos y el de la guerra—, al asesinar a gente inocente como él.

La película refleja la situación que viven miles de niños no solamente en África, sino en diversas partes del Mundo: aunque queramos, no nos podemos olvidar de nuestros niños sicarios, armados  gracias a una guerra contra el narcotráfico que los ha dejado sin opciones. Entonces, por distintas razones, esos niños soldados terminan en las garras de un líder que les lava el cerebro y se convierten en máquinas de matar.

Te dejamos el tráiler de la película

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s